Aceite o cápsulas CBD ¿Cuál elegir?

El CBD no solo ayuda a mejorar los síntomas de distintos tipos de enfermedades, como la ansiedad, la depresión, la epilepsia, la diabetes y el dolor crónico. También es capaz de combatir los efectos secundarios de los tratamientos sin generar efectos adversos.

 

ACEITE O CÁPSULAS CBD ¿CUÁL ELEGIR

 

La manera de consumir el CBD afecta en gran medida su eficacia contra las enfermedades, es por eso que las personas se preguntan cuál es la mejor opción y la mejor manera para comenzar a consumirlos.

Una de las ventajas del aceite de CBD y las cápsulas es que estas presentaciones están disponibles para todo público. Sin embargo, veremos hoy las ventajas y desventajas de ambas, pues a la hora de elegir que alternativa consumir podemos no estar seguros de cuál es la mejor opción para nosotros.

El aceite de CBD es una presentación versátil, ya que puede aplicarse directamente en la piel, consumirse en las comidas o consumirse directamente. 

El aceite debe ser suministrado en medidas exactas para disfrutar de sus beneficios. Es por ello que su presentación en gotero se vuelve muy útil a la hora de suministra la dosis. Una de las principales ventajas de esta presentación es que la concentración de cannabidol es mayor que en otras.

Además, el poder utilizar el aceite para tratamientos de dolor profundo sin duda lo vuelve el favorito de muchos, ya que puede usarse directamente en la piel en una sesión de masajes, que no solo permite que los tejidos absorban el aceite para calmar el dolor, sino también el desplazamiento de las manos sobre la zona con dolor para un mayor alivio.

De este mismo modo, el aceite se puede integrar en las comidas diarias, pues hay quienes prefieren mezclarlo con otros aceites comestibles, como el de oliva o coco, para potenciar los beneficios de ambos tipos de aceites en el cuerpo.

Las cápsulas de CBD son las reinas en cuanto a la practicidad de la dosis, pues no necesitan nada más que agua para su consumo. Para el estilo de vida del hombre contemporáneo, las cápsulas se presentan como una toma rápida del medicamento.  

Sin embargo, a muchas personas no les convence que el medicamento esté rodeado de otros elementos, ya que al estar dentro de una cápsula, el CBD está rodeado de una membrana blanda lo que a muchos les hace creer que la concentración de CBD es menor que el aceite. 

La ventaja principal de las cápsulas está en la dosis, ya que es exactamente la que muestra el prospecto. Esto evita cualquier error por mal cálculo, ya que cada cápsula trae exactamente lo que indica.

La comodidad de ambos tipos de presentaciones cuentan con ventajas únicas, y escoger una dependerá en gran medida del tipo de afección que se tenga. Por ejemplo, si se sufre de un dolor lumbar lo más probable es que el aceite con los masajes sea la mejor opción. Si el caso se trata de insomnio una cápsula antes de dormir será la mejor opción.