¿Qué es la resistencia muscular?

Aunque la resistencia muscular forma parte de la vida cotidiana, la mayoría de la gente no se detiene a pensar en lo que es o en cómo influye en su capacidad para subir unos cuantos tramos de escaleras sin perder el aliento o para ir en bicicleta por el parque sin sudar.

Siga leyendo para definir qué es la resistencia muscular, cómo influye en la recuperación de los entrenamientos y los beneficios de incluir el CBD en la recuperación de los mismos.

¿Qué es la resistencia muscular?
La resistencia muscular es la capacidad de tus músculos para ejercer repetidamente la misma acción contra la resistencia, como cuando corres, levantas o haces sentadillas. Esto suele estar más relacionado con el número de repeticiones que eres capaz de hacer en una sesión de entrenamiento concreta.

Aunque actividades como correr y nadar son probablemente las primeras cosas que te vienen a la mente cuando piensas en mejorar tu resistencia muscular, necesitas hacer algo más que una buena sesión de cardio para mejorar tu resistencia muscular. Este tipo de resistencia muscular suele denominarse resistencia cardiovascular. En cambio, el levantamiento de pesas para mejorar la resistencia muscular se suele denominar entrenamiento de fuerza.

Tanto si eres un corredor como si sólo quieres mejorar tu eficiencia muscular, el entrenamiento de fuerza es un componente crucial de cualquier rutina de entrenamiento que se precie, y no debería pasarse por alto. Cuando aumentas tu resistencia muscular, estás disminuyendo la cantidad de sangre y oxígeno que necesitan para funcionar, lo que mejora la eficiencia general de tus músculos.

Composición de las fibras musculares: Músculos de contracción lenta frente a los de contracción rápida
Los músculos de contracción lenta y rápida son los dos tipos principales de fibras musculares que conforman la composición de los músculos. Cuando se trata de mejorar la resistencia muscular, las fibras de contracción lenta son las responsables de mantener los movimientos de larga duración. Por otro lado, los músculos de contracción rápida se activan cuando se levanta peso o se esprinta. Genéticamente, se puede tener una dominancia natural de fibras lentas o rápidas, aunque se puede aumentar cualquiera de los dos conjuntos de fibras musculares con el entrenamiento.

A veces, tratar de encontrar la información "correcta" o "adecuada para ti" cuando se trata de entrenar la resistencia muscular puede hacer que quieras gritar. Pero no eres el único. Si alguna vez te has sentado y te has rascado la cabeza ante la información contradictoria que hay por ahí y que jura "altas repeticiones y poco peso" o "menos repeticiones con un peso mayor" para ver resultados, puede que tengamos la respuesta para ti.


¡Rodar el tambor, por favor...!

 

Resulta que tus objetivos de peso y repeticiones dependen del grupo de fibras musculares que quieras desarrollar. Los músculos de contracción lenta se entrenan utilizando un peso más bajo con repeticiones más altas, como ocho o más, con breves descansos entre ellas para que los músculos sientan el esfuerzo. Por el contrario, los músculos de contracción rápida se ejercitan trabajando con pesos más elevados y haciéndolos en seis repeticiones o menos, con al menos dos minutos de descanso entre ellas, para que tus músculos tengan la oportunidad de recuperarse.

¿Es importante lo que comes?

Por supuesto.

Para construir músculo magro y aumentar la resistencia muscular, necesitas incorporar una gran porción de frutas y verduras frescas en tu dieta, para que tu cuerpo tenga glucógeno, también conocido como azúcar, también conocido como combustible, para mantener tu esfuerzo muscular.

Dicho esto, las proteínas, las grasas saludables y los hidratos de carbono complejos también desempeñan un papel fundamental en el mantenimiento y el aumento de la resistencia muscular, especialmente si se consumen entre 30 minutos y una hora después del entrenamiento, porque el momento en que se come es tan importante como lo que se come.

El momento lo es todo, así que es importante planificar las comidas y los tentempiés con antelación en los días de entrenamiento para aprovechar al máximo la resistencia muscular. Si tienes tiempo, deberías tomar una comida completa dos o tres horas antes de la sesión de entrenamiento prevista para que tu cuerpo tenga tiempo de digerir los nutrientes. Si tu tiempo libre es más corto, intenta comer una pequeña comida de proteínas y carbohidratos saludables antes de tu entrenamiento para darle a tu cuerpo suficiente combustible.

También deberías centrarte en comer carbohidratos y proteínas saludables después de tu entrenamiento para maximizar tu potencial de recuperación muscular. Tu cuerpo necesita los aminoácidos que proporcionan las proteínas para reparar el tejido muscular, mientras que los carbohidratos saludables se encargan de reponer tus reservas de glucógeno.

Por último, por encima de todo, hidrátate, hidrátate, hidrátate. Si no bebes suficiente agua, corres el riesgo de sufrir calambres musculares, dolores de cabeza y mareos.

¿Cómo influye la resistencia muscular en la recuperación de los entrenamientos?
Cuando empieces a entrenar de forma constante, notarás que los ejercicios se vuelven gradualmente más fáciles a medida que te das cuenta de que puedes aumentar el peso. Esto se debe a la resistencia muscular. Si te ejercitas con el objetivo específico de aumentar tu resistencia muscular, es probable que notes que tu cuerpo está más agotado, dolorido y lento que después de los entrenamientos regulares

Cuando te ejercitas, en realidad estás haciendo continuamente pequeños desgarros en tus fibras musculares, lo que hace que tu cuerpo se ponga rígido y resulte en dolor cuando mueves esos músculos en particular. Sin embargo, lo bueno de hacer ejercicio es que cada vez que creas esos desgarros en tus fibras musculares, tu cuerpo se pone a trabajar para reparar tus músculos y hacerlos más fuertes que antes.

Esto significa que no es sólo el entrenamiento y el ejercicio lo que fortalece los músculos, sino que también es importante la rutina de recuperación posterior al entrenamiento.

El cuerpo necesita tiempo para relajarse entre los ejercicios de resistencia muscular para evitar lesiones. Además, cuando le das a tu cuerpo tiempo para recuperarse, permites que tus músculos se reparen y se fortalezcan para que tu próximo entrenamiento sea aún más fácil que el anterior.

Un sueño de calidad significa una mayor resistencia muscular
Mientras te centras en comer bien y mantenerte hidratado para aumentar tu resistencia muscular, asegúrate de no olvidar que el sueño de calidad también juega un papel importante en la recuperación muscular. Tu cuerpo segrega una hormona fundamental para la construcción de los músculos durante el sueño no REM que ayuda a estimular y reparar tus músculos mientras duermes.

La falta de sueño se asocia a menudo con la pérdida de masa muscular, la reducción de la capacidad de ejercicio y el aumento del apetito. Dormir lo suficiente después de un entrenamiento duro también reducirá la cantidad de dolor que sientes al día siguiente.

Dado que el sueño es tan increíblemente crucial para su salud, la resistencia muscular, y varios aspectos de su vida, a veces es mejor no dejar una buena noche de descanso al azar. Por eso cbdMD ha formulado CBD PM, que incluye una combinación de nuestra fórmula de CBD de amplio espectro superior y melatonina para ayudar a promover una sensación de calma y regular tu ciclo de sueño.

Diseñados como una ayuda alternativa para el sueño, hemos hecho que nuestros productos para el sueño estén disponibles tanto en tinturas como en cápsulas, así como en múltiples concentraciones, para que puedas obtener lo que necesitas. Pero los beneficios del CBD no terminan ahí.

El uso del CBD beneficia a tu rutina de recuperación en el entrenamiento de múltiples maneras

Añadir productos tópicos e ingeribles de CBD a tu rutina de recuperación del entrenamiento es una forma estupenda de reducir las pequeñas molestias del ejercicio y relajar parte de la tensión de tus músculos. Elite CBD Mexico  entiende que las preferencias personales son un factor importante a la hora de elegir el cuidado de recuperación del entrenamiento adecuado para ti, por lo que hemos desarrollado numerosos productos de CBD con distintas concentraciones, propósitos y métodos de aplicación.

El CBD trabaja con los receptores CB1 y CB2 del sistema endocannabinoide (ECS) para ayudar al cuerpo a mantener la homeostasis y aumentar la resistencia muscular. Como ya se ha dicho, permitir que tus músculos se relajen sin mantener la tensión o el dolor es una parte integral de la recuperación muscular.

Una de las mejores formas de apoyar la recuperación del ejercicio es utilizar productos de CBD ingeribles junto con analgésicos tópicos. De esta manera, estás apoyando la recuperación del cuerpo interna y externamente. Tres de los productos tópicos de Elite CBD Mexico incluyen analgésicos aprobados perfectos para los músculos doloridos, que pueden ayudarte a superar los dolores que puedas sentir después de tus entrenamientos más exigentes.